Sociedad de Inversión de Capital Variable

Las SIVAV son instituciones de inversión colectiva. Tienen por objeto la captación de fondos, bienes o derechos del público para gestionarlos e invertirlos en bienes, derechos, valores u otros instrumentos, financieros o no, siempre que el rendimiento del inversor se establezca en función de los resultados colectivos. Actualmente, se utilizan como vía para pagar menos impuestos.

Se deben cumplir varios requisitos: captación pública de recursos, normalmente dinero; gestión colectiva de esos recursos, por expertos en gestión en materia de mercados de valores; asignación colectiva de los resultados de esa gestión; y que haya al menos cien accionistas para constituir la SICAV.

Todas las instituciones, antes de dar comienzo a su actividad, deben obtener la pertinente autorización administrativa de la Comisión Nacional del Mercado de Valores. Además, están sometidas a especiales deberes de información, al principio de transparencia, puesto que han de publicar una serie de folletos informativos para que el inversor pueda formar su juicio completo y razonado sobre la inversión que se le propone. 

También rige para ellas el régimen de hechos relevantes. Han de respetar el principio de diversificación de riesgos, es decir, limitar la concentración del riesgo de contrapartida de forma que se garantice la suficiente diversificación. La supervisión, inspección y sanción queda encomendada a la CNMV
Copyright © Asesoría Marbella | PRESUPUESTO GRATIS



Este sitio emplea cookies como ayuda para prestar servicios. Al utilizar este sitio, estás aceptando el uso de cookies. OK Más información