LA CUANTÍA DE LA OBLIGACIÓN DE ALIMENTOS: CÁCULO Y VARIABILIDAD

La cuantía de los alimentos será proporcionada al caudal o medios de quien los da y a las necesidades de quien los recibe. Esto quiere decir que para calcular, la cantidad debida en concepto de alimentos, se han de tener en cuenta no solo las necesidades del alimentista, sino también los medios de que dispone el alimentante tomando en consideración a estos efectos las necesidades del alimentante, y las de su propia familia.

Por otra parte, los alimentos se reducirán o aumentarán proporcionalmente según el aumento o disminución que sufran las necesidades del alimentista y la fortuna del que hubiere de satisfacerlos. La variación puede llegar a desembocar si el cambio de circunstancias lo justifica, en la desaparición de la obligación de alimentos (por no precisarlos el alimentista, o no tener medios para prestarlos el alimentante).

Por último, la determinación de la cuantía de los alimentos es una cuestión de hecho, reservada a los Tribunales de instancia.

RÉGIMEN DE LAS ADQUISICIONES ONEROSAS

Se regulan en el artículo 72 de la Ley de Sociedades de Capital, dentro de las adquisiciones no dinerarias.

Carácteres distintivos:

1) Se tratan de adquisiciones que hace la sociedad dentro de los dos años siguientes a su constitución, como podría ser el caso de una sociedad que se hubiese constituido en el año 2009 y hubiese adquirido una nave y un vehículo en 2011.

2) Se excluyen, en todo caso, las adquisiciones que entren dentro de las operaciones ordinarias de la sociedad, como por ejemplo la compra de materiales o mercancías.

3) Por último, cabe señalar que el importe de las adquisiciones debe superar el diez por ciento del capital social. Esto supone que si estamos ante una sociedad limitada, se va a tratar de una cifra irrisoria. No obstante, imaginémonos una sociedad anónima en la que el diez por ciento de 60.000 euros van a ser 6.000, tampoco parece una cifra demasiado alta para según que bienes: inmuebles, vehículos...

Dicho esto, si una adquisición reúne los requisitos antes expuestos, podrá calificarse de onerosa, por lo que necesitará de los siguientes trámites:

a) Informe de los administradores que justifique la adquisición.

b) Informe del experto.


c) Acuerdo en la Junta General, (no pudiendo ser acordado por los administradores).



TESTAMENTO: CARÁCTERES

Las características del testamento como negocio jurídico son las siguientes:

1) Unilateralidad: El testamento es obra siempre de una sola persona.

2) Personalidad: El testamento es un acto personalísimo. No cabe que se deje todo o en parte al arbitrio de un tercero, ni que se haga por medio de mandatario o comisario. Tampoco que quede sujeta al arbitrio de un tercero la subsistencia del nombramiento de herederos o legatarios, o la designación de las porciones en que hayan  de suceder cuando sean instituidos nominalmente. Como excepción podrá el testador encomendar a un tercero la distribución de las cantidades que deje en general a clases determinadas, como a los parientes, a los pobres o a los establecimientos de beneficencia a quienes aquéllas deben aplicarse.

3) No receptibilidad: La declaración de voluntad testamentaria no requiere que sea conocida por los interesados.

4) Formalismo: La voluntad testamentaria se ha de manifestar necesariamente a través de las formas predeterminadas por la ley. Será nulo el testamento en cuyo otorgamiento no se hayan observado las formalidades respectivamente establecidas.

5) Revocabilidad: El negocio jurídico testamentario es esencialmente revocable hasta el momento de la muerte. Se tendrán por no puestas las cláusulas derogatorias de las disposiciones futuras, y aquellas en que ordene el testador que no valga la revocación del testamento si no la hiciere con ciertas palabras o señales.

6) Eficacia post mortem: El testamento despliega sus efectos a la muerte del autor.

TESTAMENTOS ABIERTOS NO NOTARIALES

Son variedades del testamento abierto que se caracterizan por no requerirse la presencia del notario.

1) El testamento en inminente peligro de muerte: Si el testador se hallare en inminente peligro de muerte, puede otorgarse el testamento ante cinco testigos idóneos, sin necesidad de notario.

2) El testamento en caso de epidemia: En caso de epidemia puede igualmente otorgarse testamento sin intervencióin de Notario antes tres testigos mayores de dieciséis años.

3) Forma de estos testamentos: Se deberán escribir, siendo posible; no siéndolo, el testamento valdrá aunque los testigos no sepan escribir.

4) Caducidad: Quedan ineficaces si pasaren dos meses desde que el testador haya salido del peligro de muerte o cesado la epidemia. Cuando el testador falleciere dentro de dicho plazo, también quedará ineficaz el testamento si dentro de los tres meses siguientes al fallecimiento no se acude al Tribunal competente para que se eleve a escritura pública.

5) Elevación a escritura pública y protocolización: Los testamentos otorgados sin la autorización del Notario serán ineficaces si no se elevan a escritura pública y se protocolizan. Se podrá  impugnar la validez del testamento enjuicio declarativo.


Régimen de las VPO en arrendamiento

¿Dónde se encuentra recogido el régimen de las Viviendas de Protección Oficial en arrendamiento? En la disposición adicional primera de la Ley de Arrendamientos Urbanos, sin perjuicio de posibles regulaciones autonómicas sobre la materia.

¿Cuándo concluye el plazo de duración del régimen legal de las viviendas de protección oficial, que se califiquen para arrendamiento a partir de la entrada en vigor de la presente ley? Al transcurrir totalmente el período establecido en la normativa aplicable para la amortización del préstamo cualificado obtenido para su promoción. ¿Y en caso de no existir dicho préstamo? Transcurridos veinticinco años a contar desde la fecha de la correspondiente calificación definitiva.

¿A que nos referimos cuándo hablamos de [renta máxima inicial por metro cuadrado útil] de las viviendas de protección oficial? Al porcentaje del precio máximo de venta que corresponda de conformidad con la normativa estatal o autonómica aplicable.

¿Se aplicará la revisión de rentas de las viviendas de protección oficial? No, salvo pacto explícito entre las partes. ¿Qué ocurrirá pues, en aquellos casos en los que se produzca un pacto expreso entre las partes sobre algún mecanismo de revisión de valores monetarios que no detalle el índice o metodología de referencia? Que se revisará la renta para cada anualidad por referencia a la variación anual del Índice de Garantía de Competitividad.

¿Qué podrá percibir el arrendador a parte de las rentas iniciales o revisadas? El coste real de los servicios de que disfrute el arrendatario.

¿Serán nulas las cláusulas y estipulaciones que establezcan rentas superiores a las máximas autorizadas en la normativa aplicable para las viviendas de protección oficial? Sí, sin perjuicio de las sanciones administrativas que procedan.

El impuesto de Sociedades y Donaciones

El Impuesto de Sociedades es un impuesto directo, personal y subjetivo cuyo objeto de gravamen son los incrementos de patrimonio obtenidos a título gratuito mortis causa por personas físicas. Este impuesto recae sobra la renta, porque los incrementos de patrimonio tributan sobre el IPRF. El ámbito de aplicación es en toda España (menos en Navarra y País Vasco, que tienen sus propias normas a través del concierto), y cedido a las Comunidades.

El impuesto grava las adquisiciones gratuitas mortis causa, es decir, todas las adquisiciones obtenidas por herencia (la porción que adquiere cada heredero). También grava las cantidades obtenidas por beneficiarios de seguros de vida que tengan causa en la muerte del contratante, salvo las pensiones, que tributarán al IRPF, en concepto de renta de trabajo.

Actualmente, este impuesto se gestiona a partir de autoliquidación por el contribuyente, que debe presentarla en el plazo de seis meses desde la muerte del causante.

En cuanto al Impuesto de Donaciones, se gravan las donaciones y otros casos asimilados, como la condonación de deuda con ánimo de liberalidad, o la renuncia a derechos en favor de una persona determinada.

Están obligados al pago de estos impuestos los herederos y legatarios, y el banco no desbloqueará las cuentas y permitirá el reparto de la herencia hasta que no se haya pagado el impuesto.

El recurso de alzada

El Derecho Administrativo es la rama del ordenamiento jurídico que regula las relaciones entre los particulares y la actividad del Estado. Por ello, se nos brinda la posibilidad de acudir a la vía administrativa cuando tengamos problemas con organismos públicos, y así evitar acudir a la vía judicial.

El más habitual de los recursos administrativos es el recurso de alzada, por medio del cual contestaremos a una resolución tomada en nuestra contra y que nos produzca indefensión o perjuicios irreparables en nuestros derechos e intereses.

Para interponerlo, lo haremos ante el órgano que dictó el acto, o su superior jerárquico, para que se revise la decisión adoptada. Tendremos un mes para interponer este recurso, (o tres meses si no se trata de un acto expreso), por lo que no deberemos despistar el plazo, ya que sino, no podremos recurrir la decisión.

Presentado nuestro recurso, se nos responderá en el plazo de tres meses. Si no se nos contesta en ese tiempo, se dará por desestimado nuestro recurso, agotando la vía administrativa, pero abriendo entonces la vía judicial para poder seguir defendiendo nuestro derecho. No obstante, el en caso de que en la resolución exista algún error evidente en los documentos que la acompañen, seguiremos teniendo la opción de interponer el recurso extraordinario de revisión, permaneciendo en la vía administrativa.
Copyright © Asesoría Marbella | PRESUPUESTO GRATIS



Este sitio emplea cookies como ayuda para prestar servicios. Al utilizar este sitio, estás aceptando el uso de cookies. OK Más información