ATRIBUCIÓN, DETERMINACIÓN Y PRUEBA DE LA FILIACIÓN


El Derecho positivo recurre a ciertos mecanismos que sirven para establecer la existencia de un vínculo jurídico de filiación. Se habla de determinación de la filiación. Por su parte, el Ordenamiento fija también los medios a través de los cuales cabe probar la existencia de esa relación jurídica de filiación.


La prueba puede realizarse bien en el marco de un proceso judicial, bien en el tráfico jurídico ordinario, cuando sea preciso acreditar la existencia de una filiación. A su vez, la prueba en el proceso puede darse; o bien en un proceso dirigido específicamente a establecer la relación de filiación que no está determinada legalmente, o a hacer desaparecer una filiación que sí lo está; o bien en cualquier otro proceso, para cuya adecuada resolución sea relevante acreditar una filiación ya determinada legalmente.

Cabe decir, que tanto la sentencia o el documento en que se determina la filiación, como la presunción de paternidad matrimonial, son propiamente medios de determinación de la filiación, pero no actuarán habitualmente como medios de prueba en el tráfico o en el proceso, ya que para la admisión de pruebas distintas a la inscripción se estará a lo dispuesto en la Ley de Registro Civil. Es decir, que el medio de prueba ordinario en el tráfico, y en los procesos que no se dirigen a determinar positiva o negativamente una filiación es la inscripción en el Registro.

Por último, la posesión de estado, además de otras importantes funciones, puede actuar también como medio de prueba en los procesos de determinación de la filiación, pero no será medio de prueba habitual en otros procesos, salvo en casos excepcionales. En lo que respecta al tráfico puede desempeñar, un papel más relevante, sobre todo en las relaciones más ordinarias, aunque puede ser insuficiente cuando se exija una mayor constancia formal de la filiación.


IMPUTACIÓN DE DONACIONES

El artículo 819 del Código Civil, ordena practicar la imputación de las donaciones de la siguiente forma:

a) Donaciones a los hijos: Las donaciones a los hijos que no tengan el concepto de mejora se imputarán en su legítima. Las donaciones, para que se reputen mejoras imputables al tercio de este nombre, deben ser hechas por el donante declarando de una manera expresa su voluntad de mejorar. El exceso, si lo hubiere, debe considerarse que lo donó el causante con cargo a la parte de libre disposición.

b) Donaciones a ascendientes: Si el ascendiente concurre a la sucesión como legitimario, hay que entender que la imputación se hará a su legítima y el exceso a la parte libre.

c) Donaciones a extraños: Son extraños todos aquéllos que han recibido donaciones del causante y no concurren a su herencia como herederos forzosos. La imputación de esas donaciones ha de hacerse a la parte libre de la herencia, y si no caben por entero, el exceso se reduce por inoficioso.

El Impuesto sobre la Renta de los No Residentes

El objeto de este impuesto es la obtención de renta en España por los no residentes. Los sujetos pasivos son tanto personas físicas como personas jurídicas que obtengan rentas en España. La ley contiene muchas especificaciones para determinar cuándo se entiende que una renta se ha obtenido en España. Lo más importante es que el impuesto contiene, a su vez, dos maneras distintas de tributar en el seno de este tributo, totalmente distintas:

1) Las rentas obtenidas mediante establecimiento permanente en España.
La ley entiende que una persona tiene establecimiento permanente cuando tiene aquí instalaciones de trabajo, o un local, o actúa por medio de un tercero de manera permanente.

2)Las rentas obtenidas en España sin establecimiento permanente en España.
Es un impuesto puramente objetivo, cuando el causante obtiene la renta, paga el impuesto y se libera de la obligación sin más dilaciones. La tributación es separada para cada devengo de renta. Lo importante es determinar cuándo una renta se entiende obtenida en España (estudios, artistas y deportistas, dividendos de entidades residentes, etc.).

En este impuesto, es muy importante la retención. En el caso de transmisión de inmuebles, por ejemplo, la retención es del 3%, y el adquirente está obligado a ingresarlo para que el sistema fiscal español tenga constancia de la venta. La retención aquí es fundamental, porque permite controlar el pago. Los no residentes deben presentar declaraciones salvo que hayan soportado retención, en cuyo caso la tributación se limita a la retención soportada. 

LA CUANTÍA DE LA OBLIGACIÓN DE ALIMENTOS: CÁCULO Y VARIABILIDAD

La cuantía de los alimentos será proporcionada al caudal o medios de quien los da y a las necesidades de quien los recibe. Esto quiere decir que para calcular, la cantidad debida en concepto de alimentos, se han de tener en cuenta no solo las necesidades del alimentista, sino también los medios de que dispone el alimentante tomando en consideración a estos efectos las necesidades del alimentante, y las de su propia familia.

Por otra parte, los alimentos se reducirán o aumentarán proporcionalmente según el aumento o disminución que sufran las necesidades del alimentista y la fortuna del que hubiere de satisfacerlos. La variación puede llegar a desembocar si el cambio de circunstancias lo justifica, en la desaparición de la obligación de alimentos (por no precisarlos el alimentista, o no tener medios para prestarlos el alimentante).

Por último, la determinación de la cuantía de los alimentos es una cuestión de hecho, reservada a los Tribunales de instancia.

RÉGIMEN DE LAS ADQUISICIONES ONEROSAS

Se regulan en el artículo 72 de la Ley de Sociedades de Capital, dentro de las adquisiciones no dinerarias.

Carácteres distintivos:

1) Se tratan de adquisiciones que hace la sociedad dentro de los dos años siguientes a su constitución, como podría ser el caso de una sociedad que se hubiese constituido en el año 2009 y hubiese adquirido una nave y un vehículo en 2011.

2) Se excluyen, en todo caso, las adquisiciones que entren dentro de las operaciones ordinarias de la sociedad, como por ejemplo la compra de materiales o mercancías.

3) Por último, cabe señalar que el importe de las adquisiciones debe superar el diez por ciento del capital social. Esto supone que si estamos ante una sociedad limitada, se va a tratar de una cifra irrisoria. No obstante, imaginémonos una sociedad anónima en la que el diez por ciento de 60.000 euros van a ser 6.000, tampoco parece una cifra demasiado alta para según que bienes: inmuebles, vehículos...

Dicho esto, si una adquisición reúne los requisitos antes expuestos, podrá calificarse de onerosa, por lo que necesitará de los siguientes trámites:

a) Informe de los administradores que justifique la adquisición.

b) Informe del experto.


c) Acuerdo en la Junta General, (no pudiendo ser acordado por los administradores).



TESTAMENTO: CARÁCTERES

Las características del testamento como negocio jurídico son las siguientes:

1) Unilateralidad: El testamento es obra siempre de una sola persona.

2) Personalidad: El testamento es un acto personalísimo. No cabe que se deje todo o en parte al arbitrio de un tercero, ni que se haga por medio de mandatario o comisario. Tampoco que quede sujeta al arbitrio de un tercero la subsistencia del nombramiento de herederos o legatarios, o la designación de las porciones en que hayan  de suceder cuando sean instituidos nominalmente. Como excepción podrá el testador encomendar a un tercero la distribución de las cantidades que deje en general a clases determinadas, como a los parientes, a los pobres o a los establecimientos de beneficencia a quienes aquéllas deben aplicarse.

3) No receptibilidad: La declaración de voluntad testamentaria no requiere que sea conocida por los interesados.

4) Formalismo: La voluntad testamentaria se ha de manifestar necesariamente a través de las formas predeterminadas por la ley. Será nulo el testamento en cuyo otorgamiento no se hayan observado las formalidades respectivamente establecidas.

5) Revocabilidad: El negocio jurídico testamentario es esencialmente revocable hasta el momento de la muerte. Se tendrán por no puestas las cláusulas derogatorias de las disposiciones futuras, y aquellas en que ordene el testador que no valga la revocación del testamento si no la hiciere con ciertas palabras o señales.

6) Eficacia post mortem: El testamento despliega sus efectos a la muerte del autor.

TESTAMENTOS ABIERTOS NO NOTARIALES

Son variedades del testamento abierto que se caracterizan por no requerirse la presencia del notario.

1) El testamento en inminente peligro de muerte: Si el testador se hallare en inminente peligro de muerte, puede otorgarse el testamento ante cinco testigos idóneos, sin necesidad de notario.

2) El testamento en caso de epidemia: En caso de epidemia puede igualmente otorgarse testamento sin intervencióin de Notario antes tres testigos mayores de dieciséis años.

3) Forma de estos testamentos: Se deberán escribir, siendo posible; no siéndolo, el testamento valdrá aunque los testigos no sepan escribir.

4) Caducidad: Quedan ineficaces si pasaren dos meses desde que el testador haya salido del peligro de muerte o cesado la epidemia. Cuando el testador falleciere dentro de dicho plazo, también quedará ineficaz el testamento si dentro de los tres meses siguientes al fallecimiento no se acude al Tribunal competente para que se eleve a escritura pública.

5) Elevación a escritura pública y protocolización: Los testamentos otorgados sin la autorización del Notario serán ineficaces si no se elevan a escritura pública y se protocolizan. Se podrá  impugnar la validez del testamento enjuicio declarativo.


Copyright © Asesoría Marbella | PRESUPUESTO GRATIS



Este sitio emplea cookies como ayuda para prestar servicios. Al utilizar este sitio, estás aceptando el uso de cookies. OK Más información